EL DÍA MÁS LARGO DEL AÑO

IMG407a

Hoy, es el día más largo de año. El solsticio de verano. En esta ocasión no ha coincidió con la noche de San Juan donde las hogueras se encienden para fundir simbólicamente dos días sin su noche.

Por ello, en la residencia que la Fundación Arrotegui de Busturia los hemos celebrado, pero más chulos que nadie, con hoguera de San Juan incluida.

Para tal ocasión, la residencia estaba decorada de una forma especial. Como buenaIMG405a fiesta banderines y globos decoraban el entorno. Las sorgiñak (brujas) observaban desde el balcón todo lo que acontecía. Y cómo no, la hoguera.

Ya llevaba el ambiente enrarecido toda la semana, no solo por el mal tiempo que hemos tenido durante toda la primavera que ha impedido a las personas que conviven en la residencia salir a las amplias terrazas o a pasear por un entorno privilegiado como es la reserva de Urdaibai. Pero no era por eso sino porque esta semana ya se sabía que hoy viernes había fiesta.

Pero hasta en esto los astros se han alineado y hoy a la tarde no ha llovido. Incluso ha salido un tímido sol que nos ha calentado para agrado de todas las personas que allí estábamos.

Allí estaban las personas que conviven a diario, sus familiares, el personal de Arrotegui y hoy, al igual que otros días singulares del año el equipo de voluntarios y voluntarias que periódicamente se encarga de que todo se pueda llevar a cabo.

Porque la residencia Arrotegui de Busturia es la residencia del pueblo y porque difícilmente podría llevarse a cabo esta fiesta sin este equipo de personas voluntarias.

IMG401aA las seis de la tarde, en la amplia terraza de la residencia el grupo de jóvenes dantzaris (bailarines) del Irrintzi ALAI de Busturia ha dedicado sus bailes a esos ojos ilusionados que miraban con expectación y emoción lo que muchas de ellas también habían hecho de jóvenes.

Finalizados los bailes, nos hemos desplazado hasta el lugar donde nos esperaba unaIMG413a hermosa hoguera a la cual tras prender fuego le hemos cantado para ahuyentar los malos espíritus.

Después, nuevamente a la terraza a lo más esperado por todos y todas, la merienda.

Una merienda muy especial. Además de las tortillas, croquetas y bebidas que veníanIMG414a desde la cocina de la propia residencia, el equipo de voluntarios y voluntarias han preparado sardinas asadas y talos con txistorra, tocino o txorizo

¡Viva el colesterol! Pero por un día no pasa nada, nos ha autorizado el médico.

Un día grande, en el que mucha gente nos hemos encontrado después de algún tiempo. Pero sobre todo un día para compartir emociones y sentimientos en el día más largo del año que quizás para algunas personas allí presentes se habrá pasado más rápido que ningún otro.

Eskerrik asko al equipo humano de la Fundación: dirección, trabajadoras, familiares, voluntarios y voluntarias, pero sobre todo eskerrik asko a las personas que convivis en la residencia porque hoy nos habéis dejado un día más entrar a vuestra casa y a vuestros corazones para compartir todo lo que nos habéis ofrecido.

Acerca de Aitor Urrutia

Doctor en Ciencia Política y de la Administración por la EHU. Analista de políticas sociales.
Esta entrada ha sido publicada en Actualidad, Participación y etiquetada como , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.