Encuesta Nacional de Salud 2011-2012.

Prohibido prohibirHoy, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado la Encuesta Nacional de Salud 2011-12.

Se realizaron entrevistas en 21.508 hogares, a 21.007 adultos (de 15 y más años) y a 5.495 menores de 15 años a través de entrevista a la madre, padre o tutor. Se han realizado en total 26.502 entrevistas.

Los resultados de la encuesta se ofrecen en 4 bloques:

    – Principales resultados.

    – Estado de salud.

    – Utilización de servicios sanitarios y prácticas preventivas.

    – Determinantes de la salud.

Algunos datos destacados de la misma son:

El 53% de la población mayor de 65 años no presenta problemas de dependencia funcional.

El 75,3% de la población percibe su estado de salud como bueno o muy bueno.

Los hombres declaran un mejor estado de salud que las mujeres (el 79,3% de los hombres declara tener un estado de salud bueno o muy bueno, frente al 71,3% de las mujeres). Con respecto a 2006, la valoración de la salud de la población mejora en 5,3 puntos.

La percepción de un estado de salud bueno o muy bueno disminuye con la edad. En el grupo de 85 y más años, solo el 32,1% de los hombres y el 29,0% de las mujeres perciben su estado de salud como positivo, mientras que en el caso de los menores de 15 años lo valoran de dicha manera el 93,0% y el 93,2%, respectivamente.

Encuesta nacional de salud

Según se desciende en la escala social, basada en la ocupación, se observa una caída en la valoración positiva del estado de salud, que pasa de 86,5% en la clase alta a 68,5% en la clase baja.

Desde 1987 a 2012 la percepción de estado de salud como bueno o muy bueno se ha incrementado del  70,0% al 75,3%.

Más de la mitad de los mayores de 65 años no tiene ningún tipo de dependencia funcional.

El 53,5% de la población de 65 y más años no tiene ningún tipo de dependencia funcional, ni para el cuidado personal, ni para las tareas domésticas, ni de movilidad. La autonomía es más frecuente en hombres (61,3%) que en mujeres (47,7%).

La dependencia funcional más frecuente en hombres es para las tareas domésticas (30,6%), mientras que en mujeres la más frecuente es para la movilidad (43,7%).

El 65,8% declara que es capaz de realizar las actividades relacionadas con el cuidado personal (73,1% de los hombres y 60,3% de las mujeres).

El 62,5% de la población es capaz de realizar las actividades relacionadas con las labores domésticas (69,4% de los hombres y 57,4% de las mujeres).

El 63,8% declara que es capaz de realizar las actividades relacionadas con la movilidad (72,5% de los hombres y 56,3% de las mujeres).

La autonomía funcional de la población fue descendiendo desde 1993 a 2006, tanto en hombres como en mujeres, y presenta ahora una ligera mejora. En 1993 el 62,9% de la población de 65 y más años (70,1% de los hombres y 58,0% de las mujeres) era capaz de realizar sin ayuda las actividades de la vida diaria. En 2012 este porcentaje es del 53,5% (61,3% de los hombres y 47,7% de las mujeres), algo mayor que en 2006 (51,4%).

UTILIZACIÓN DE SERVICIOS SANITARIOS Y PRÁCTICAS PREVENTIVAS.

En el año 2012 el 82,3% de la población ha consultado al médico, el 28,3% ha utilizado los servicios de urgencias y el 7,9% ha estado hospitalizado.

Continúa aumentando la obesidad en adultos.

La obesidad es más frecuente a mayor edad, excepto en mayores de 74 años.

 Los datos completos pueden encontrase en http://t.co/cpb1254jKw

Acerca de Aitor Urrutia

Doctor en Ciencia Política y de la Administración por la EHU. Analista de políticas sociales.
Esta entrada ha sido publicada en Envejecimiento Activo, Salud y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.