De viejo también se muere

Hoy han coincidió en la prensa, casualidad o no, dos noticias que nos hablan de longevidad.

perder oportunidadesNos informan que Luo Meizhen ha fallecido el fin de semana pasado a los 127 años de vida. Según datos no oficiales (lo que hace que haya dudas por la escasa fiabilidad de los registros) nació en 1885.

Este fallecimiento hace que el japonés Jiroemon Kimura sea ahora el hombre más anciano del mundo que sigue vivo, con 116 años.

Ahora bien, para el libro de récords más famoso del mundo la persona que más tiempo ha vivido y de la cual se tiene constancia fue la francesa Jeanne Calment, fallecida en 1997 a los 122 años.

 

Y también hoy hemos sabido que ha fallecido Sor Teresita, la monja con el récord mundial de vida en clausura, que ha fallecido a los 105 años.Meteora, Kalambaka in Greece

La religiosa nacida en Araba (Euskadi) ha pasado 86 años de recogimiento en el Convento de la Madre de Dios de Buenafuente del Sistal (Guadalajara). Solo salió durante ese tiempo para ir a visitar al Papa Benedicto XVI.

 

Acerca de Aitor Urrutia

Doctor en Ciencia Política y de la Administración por la EHU. Analista de políticas sociales.
Esta entrada ha sido publicada en Actualidad y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.