Palabras Mayores.

Así titula el diario DEIA una sección que cada semana dedica a cuestiones específicas de las personas mayores. Al leer hoy esta sección, me he acordado de una preciosa experiencia que desarrollamos hace ya unos años en Bizkaia y que quizás algo pueda tener que ver con «Palabras Mayores». Si es así por adelantado mi agradecimiento a DEIA por su iniciativa. Y si no es así también.

En el año 2011, el Consejo de Personas Mayores de Bizkaia, la Diputación Foral dePM y MEDIOS Bizkaia y los principales medios de comunicación que se difunden en Bizkaia y las asociaciones de personas mayores, después de un proceso de reflexión y trabajo conjunto elaboraron un documento titulado “Las personas mayores y los medios de comunicación en Bizkaia”.

Junto con este documento donde se recogen todas las reflexiones y propuestas del grupo multidisciplinar de trabajo fuimos capaces de redactar también un documento compromiso que bajo el título “Decálogo de personas mayores y medios de comunicación”.

Personalmente creo que fue una bonita y excelente experiencia en la que todas las partes pudimos compartir puntos de vista que hasta entonces quizás no habríamos sido capaces de analizar de la misma manera. El esfuerzo por empatizar con el rol que se nos presentaba desde otro agente contribuyó a comprender no solo como sentía cada uno su situación sino también a saber cómo ayudarnos los unos con los otros.

El documento se estructura en una metodología de diagnóstico, recomendaciones y propuestas sobre 5 cuestiones:

  • El papel de las personas mayores en los me dios de comunicación: su función como  comunicadoras, bien sean profesionales o colaboradoras.
  • Los productos específicos para personas mayores: ¿especialización de la programación o tendencia a crear es tereo tipos de las personas mayores?
  • La imagen de la vejez: promoción de una imagen positiva de la vejez.
  • La difusión desde los me dios de las actividades en las que participan las personas mayores (sean o no exclusivas de ellas) y la promoción pública de las actividades de las personas mayores desde el propio colectivo.
  • El lenguaje utilizado en los me dios de comunicación.

Decalogo PM y MASS MEDIAEl documento recoge estos diez puntos como claves para trabajar todas las partes. De ahí que el documento se denomine Decálogo.

  1. Las personas mayores son un capital humano que debe ser tenido en cuenta en la sociedad por ser poseedoras de la experiencia vital que solo el paso del tiempo otorga; y que, como capitalizadoras de esa experiencia vital, tienen la obligación de transmitirla a las generaciones siguientes.
  2. Las personas mayores, deben poder ejercer todos los derechos que la jubilación otorga; no deben apartarse ni permitir ser apartadas de la sociedad. Por ello, deben potenciarse cuantas acciones permitan que este colectivo siga siendo útil al conjunto de la sociedad.
  3. Las personas mayores, al igual que el resto de la sociedad, tienen derecho a la salud, a la seguridad y a la participación, pero también tienen la obligación de cuidarse, de guardarse y de participar. Son agentes activos de la sociedad en que vivimos.
  4. Las personas mayores, en colaboración con los medios de comunicación, deben buscar los mecanismos adecuados para promover una participación más activa en dichos  medios de comunicación; no solo en los temas centrados en ellas mismas, sino en también en todos aquellos en los que disponer de opiniones diversas permita un retrato más ajustado de la sociedad, lo que sin duda contribuirá a la generación de una imagen positiva de las personas mayores.
  5. Las personas mayores son un colectivo heterogéneo, por ello los medios de comunicación tienen la responsabilidad de no contribuir a generar estereotipos negativos sobre los mayores. P ara ello, sería conveniente que se cuidaran los textos de sus informaciones y opiniones para prescindir de términos y expresiones que, careciendo de valor informativo, contribuyen a perpetuar la imagen de la persona mayor como incapaz o como carga para la sociedad.
  6. La descripción de la vejez y de las personas mayores, nos sitúa en un momento en que no está claro la terminología a utilizar en lo que se refiere a personas mayores, tercera edad, persona mayor, viejos, ancianos, etc… L a elaboración de un manual de estilo consensuado entre medios de comunicación y personas mayores contribuiría a la eliminación de los estereotipos negativos asociados a las personas mayores.
  7. Los medios de comunicación social deben participar en la tarea de reivindicar un envejecimiento activo y dar a las personas mayores el papel que les corresponde en la sociedad, haciendo ver que el envejecimiento activo es cosa de todos, desde los menores hasta las personas mayores. L os medios de comunicación tratarán de ayudar a crear una imagen de las personas mayores más acorde a la realidad del momento: personas activas, poseedoras de un caudal de experiencia e información relevante para la sociedad y que forman parte de un colectivo de gran importancia en términos de población, generación de PIB y consumo.
  8. Las personas mayores, de forma individual o colectiva, necesitan desarrollar un proceso de formación y sensibilización para llegar a “empoderarSE” y actuar como verdaderos actores sociales, capaces de colaborar en la construcción de una sociedad para todas las edades.
  9. Las asociaciones de personas mayores deben incorporarse al uso de las nuevas tecnologías de la información y la utilización de los medios de comunicación social (prensa, radio, televisión y TIC´s), asumiendo, las personas mayores, en general, y las asociaciones de personas mayores, en particular, compromisos recíprocos de participación, colaboración y ayuda.
  10. Los Medios de Comunicación y las instituciones públicas no deben considerar a la persona mayor como un asunto exclusivo del área de acción social, haciendo posible su participación integral en la sociedad.

Cada vez que leo y releo este documento estoy cada vez más convencido de que nos queda mucho, muchísimo trabajo por hacer. ¡A todos!

Acerca de Aitor Urrutia

Doctor en Ciencia Política y de la Administración por la EHU. Analista de políticas sociales.
Esta entrada fue publicada en Aprendizaje a lo largo de la vida, Envejecimiento Activo, Participación. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.