Nuevo rector en la universidad de Deusto

Desde hoy, la Universidad de Deusto cuenta con nuevo Rector D. José María Guibert quien toma el relevo de D. Jaime Oraá tras de diez años en el cargo. Oraa-Guibert

Mis primeras palabras para darle las gracias a D. Jaime porque ha sido un rector cercano. Una persona accesible que siempre que te encontrabas con él tenía una sonrisa en la boca y un saludo para darte.

En sus palabras de despedida como rector de Deusto, ha realizado un recorrido por esos diez años y ha agradecido a todo el equipo su trabajo. Casi casi, la emoción no le ha permitido terminar sus palabras pero finalmente lo ha conseguido. Acto seguido toda la comunidad universitaria allí presente le hemos dedicado un cálido y cerrado aplauso de gratitud por su labor. Desde mi punto de vista, ha sido un verdadero aplauso, de los de corazón, no de los de protocolo, porque así nos ha salido.

Después de dar lectura a la resolución oficial procedente de Roma del nombramiento del nuevo rector, se ha procedido al juramento que el Magnífico Rector Guibert ha realizado íntegramente en euskera, eskerrik asko.

En sus palabras como nuevo rector de Deusto ha mencionado en variasParaninfo ocasiones la transferencia de conocimiento como una herramienta clara y útil de servicio a la sociedad y de anclaje entre sociedad y universidad.

Tres han sido las claves del discurso en cuanto a las dimensiones a las que la Universidad tiene que dirigir su servicio:

– el desarrollo socioeconómico, donde ha manifestado su gran preocupación por el actual contexto de crisis económica grave y por el futuro -nada bueno- que estamos dejando a los jóvenes.

– el desarrollo cultural, donde la universidad tiene que aportar lo que le corresponde, sin quedarse en análisis que destaquen solo lo negativo. “Esto es una oportunidad para renovar el sentido de nuestro servicio a la sociedad como universidad”. La misma crisis económica no es un problema solo de economistas o ingenieros, sino que es una cuestión social y de valores.

– y de valores y la Iglesia. No en vano, la universidad de Deusto es una institución eclesial, una universidad de la Iglesia y además, de la Compañía de Jesús.

“La investigación y la educación también han de fomentar competencias de este tipo, competencias que nos humanicen, competencias que fomenten lo que a veces denominamos una formación integral. El diálogo con la cultura y las culturas, con todo lo bueno que hay en las culturas, puede ser parte de nuestra misión”, decía Guibert en sus palabras.

Ha recordado Guibert las palabras del P. General, Adolfo Nicolás, quien dijo que: “En este mundo en cambio, si no somos creativos, no podremos acompañar a nuestros estudiantes, que van mucho más adelante. El estudiante vive del futuro”.

Y finalmente, me ha llamado también la atención el recuerdo que ha tenido al Beato Francisco Garate, de quien cuentan las crónicas que trataba con igual dignidad, respeto y cariño a “profesores o a estudiantes, a autoridades o a mendigos, a familias o a proveedores”.

Y es desde aquí desde donde retomo la excusa de toma de posesión del nuevo Rector de la universidad de Deusto para acercarme a un post para este blog. Sin olvidarme de la docencia, la investigación y la transferencia de conocimiento que la universidad debe realizar, me ha llamado la atención este recuerdo a las palabras de Beato Francisco Garate ya que en las mismas se encierra una gran esencia del propio concepto del envejecimiento activo.

Me ha llamado mucho la atención la relación dual de las parejas que hacia el beato Garate:

Profesor-estudiante; político-mendigo; familia-proveedor.

Beato-Francisco-GarateFrancisco Garate nació el 3 de febrero de 1857 y falleció e Deusto en 1929 a la edad de 72 años. Desde 1888 hasta su fallecimiento fue portero de la Universidad de Deusto. Quizás esto nos ayude a entender el especial significado de la cita que hoy nos recordaba el Rector Guibert.

Imaginemos retrocediendo en el tiempo y comparando con la actualidad las diferencias que pudiéramos encontrar no solo ya entre los profesores y estudiantes de aquella época, sino en la relación entre profesores y estudiantes de hoy.

Seguramente los valores a transmitir serán los mismos, si bien las herramientas y formas, sin duda alguna variarán.

No son pocos los artículos que podremos encontrar en la literatura acerca de cómo en algo tan significado como lo son las relaciones intergeneracionales, el flujo de información-formación si bien antes era de mayores a menores, ahora es bidireccional. Pero en el plano de los valores humanos y sociales, sigue siendo fundamental que los mayores no solamente obren de una manera ejemplar para los menores, sino que sean además capaces de transmitir esos mismos valores. Porque los buenos valores son útiles con y para cualquier herramienta.

La segunda pareja a la que hacía referencia el beato Garate era, ¡oh casualidad! el político y el mendigo. Una pareja conceptual que en la evolución de la narrativa de las personas mayores también ha ido pareja a lo largo de la historia.

En el transcurso de la historia, y sobre todo desde la Edad Media, la figura de la persona anciana ha guardado una representación muy ligada a la pobreza. Y principalmente cuando familia y persona mayor no se encontraban cercanas.

Hoy en día, cuando discutimos y luchamos por mantener en los países desarrollados el Estado de Bienestar, no debemos olvidarnos que este tiene su origen más incipiente, hace ahora un siglo con el único fin de luchar contra las desigualdades tan brutales que la sociedad industrial venía provocando.

Tres son los pilares del Estado de bienestar; Sanidad, Educación y Seguridad Social. No, no son pilares pagar los estropicios de cuatro mangantes que se construyen un aeropuerto, una ciudad de la cultura, una autopista a ninguna parte, etc… No señores, no. Eso no. Y mucho menos cargar con la deuda generada en detrimento del Estado de Bienestar.

Por tanto si ustedes hicieron y nos escondieron,  no nos pidan ahora que no protestemos y que encima no reivindiquemos lo que acordamos; sanidad, educación y seguridad social.

El político administra el hoy y ha de sembrar el gobierno del mañana. Por tanto, ahora no nos cambien las reglas de juego a mitad del partido. No digan que fue por culpa de fulanito o de menganito, porque las estructuras que sustentaron o sustentan a fulanito y a menganito, los llamados “aparatos” de los partidos son los mismos.

No dejemos que la incompetencia de quienes nos han gobernado durante los últimos 30 años, tiempo en el que desde Naciones Unidas –entre otros organismos- ya se avisaba de lo que se venía encima, ahora nos digan que no queda otra. Si queda otra, pero esa otra pasa por que tengan la decencia de reconocer su error y marcharse a su casa. Eso sí, por favor que no sea con indecentes indemnizaciones.

No podemos dejar que la incompetencia de estos individuos haga regresar al cada vez mayor en número, colectivo de personas mayores, a las situaciones de pobreza y exclusión que pretendía evitar la configuración del Estado de Bienestar.

Y volviendo al origen de este post y a las dualidades planteadas por el beato Garate, nos queda la tercera de ellas: familia y proveedor.

La familia como bien material y tangible de la humanidad. La familia como centro de la sociedad y de la sociabilidad. La familia como núcleo gordiano de construcción de nuestras sociedades.

La familia como proveedora de valores y costumbres. La familia como unidad de referencia social.

La sociedad en que vivimos está trasladando responsabilidades familiares al ámbito de la administración pública, porque la propia dinámica de la sociedad nos provoca conflictos de convivencia entre familia y vida cotidiana. Cuestiones tan manidas como conciliación de la vida familiar y laboral; conciliación familiar y laboral para el cuidado de nuestros mayores, etc… no son otra cosa que políticas proactivas para que los roles familiares puedan seguir desarrollándose de forma coordinada con el ejercicio de la vida laboral. Que por la mañana una madre o un padre despierte a sus hijos e hijas y los lleve a la escuela; que los pueda recoger a la tarde a la salida del centro escolar y que prosiga en el ámbito familiar con la educación y la transferencia de roles familiares y sociales debe ser una prioridad en nuestra sociedad. Porque hoy más que nunca la infancia parece para nuestras sociedades un bien escaso y preciado a preservar, mimar y cuidar.

Así que bien traídas ha sido las palabras del beato Garate esta mañana por el nuevo Magnifico Rector de la universidad de Deusto, D. José María Guibert.

Mucha suerte en su nueva labor y gracias por recordarnos la figura y sabiduría del Padre Garate.

 

http://www.saladeprensa.deusto.es/servlet/Satellite/Noticia/1369393214535/_cast/%231116925809289%231116925809312%231369393214535/c0/UniversidadDeusto/comun/render?tipoColeccion=Page

http://www.deia.com/2013/06/01/sociedad/euskadi/la-formacion-hace-fuerte-a-una-sociedad

Acerca de Aitor Urrutia

Doctor en Ciencia Política y de la Administración por la EHU. Analista de políticas sociales.
Esta entrada ha sido publicada en Actualidad, Envejecimiento Activo, O-pinión y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nuevo rector en la universidad de Deusto

  1. aitor dijo:

    Thank you very much for the kindness of your words.

  2. Johna976 dijo:

    You’re so interesting! I don’t think I have read anything like this before. So wonderful to discover somebody with some unique thoughts on this subject matter. Seriously.. thank you for starting this up. This website is one thing that is needed on the internet, someone with a bit of originality! cfeeadgdbkak

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.