ENVEJECIMIENTO ACTIVO: en prensa del 22 al 28 de junio.

muñecas

Esta semana La prensa nos recordaba que poco a poco vamos diciendo adiós a los pocos seres humanos que nacieron en el siglo XIX y que por tanto han conocido tres siglos en sus vidas.

cristalrotoYa no quedan hombre del siglo XIX y tan solo 19 mujeres siguen vivas habiendo conocido tres siglos de nuestra historia; diez de 1900, ocho de 1899, y una de 1898. Esta última, la japonesa de Osaka, Misao Okawa, que lleva con vida 115 años y días. Porque a esas edades los días también tienen mucha importancia, tanta como cualquiera de los de cada uno de nosotros pero a los que quizás no les demos la suficiente.

En el artículo de Fernando Miñana, se hace mención “al informe Lalonde (1974) que debe su nombre al ministro de Salud de Canadá, y donde se señalan los aspectos determinantes de la salud, como los servicios sanitarios, la biología o las características propias de cada familia, el entorno y, por encima de todos los anteriores, los hábitos, nuestro estilo de vida”.

Casualidad o no este informe no se diferencia mucho de los pilares con que Naciones Unidas define el envejecimiento activo: Salud, Participación, Seguridad y Aprendizaje a lo largo de la vida.

Y esta semana, el INE también ha sacado los datos demográficos correspondientes a 2012. Nada nuevo bajo el sol y sobre todo nada bueno bajo el sol.

En el caso de Euskadi hemos perdido poco más de 10.000 habitantes debido principalmente a tres factores: flujo migratorio, salida por búsqueda de empleo (aquello que la ministra Bañez denominó “movilidad exterior”) y finalmente losmayores fallecimiento.

Esto deja una población en Euskadi en 2012 de 2.174.474 personas.

Eso sí, no podemos dejar de decir que por los pelos el saldo vegetativo (nacimientos-defunciones) fue positivo en 93 personas.

En el caso del Estado español, la cosa está igual o más fea en este aspecto. También se ha producido una pérdida de población siendo la más significativa en la franja de 25 a 29 años con un 5´53% y en la franja de 30 a 34 años en un 4´92%. Además de perder población joven se produce un incremento del 1´7% en los mayores de 65 y una reducción del 2´8 en los menores de 4 años.

¿Cuánto tardarán las autoridades en darse cuenta de que algo tienen que hace ya? O ¿Acaso necesitan que la Unión Europea también nos rescate demográficamente?

Así que demográficamente las personas mayores cada vez pintan más en nuestra sociedad. Hasta tal punto que los jubilados de Romo han pintado un mural de 30 metros en la Nagusien Etxea. Y eso a pesar de que la sensación de que los días pasan rápido es cada vez mayor y quizás por eso nos cuesta aprender a adaptarnos a las nuevas tecnologías, o al menos así lo indica el informe de la Fundación Orange al decirordenador que el 64% de los mayores de 55 años no ha visitado Internet en su vida. El número de analfabetos digitales entre las personas mayores es cada vez mayor. De hecho,  España ocupa el puesto 16 de la Europa en exclusión digital.

Pero eso no quita para que en la sociedad real, en la de carne y hueso, no en la cibersociedad, las personas mayores sigan estando muy presentes y sean muy necesarias. Por ejemplo, en el municipio vizcaíno de Sopelana, María Delia Garay y Amelia Martín, dos centenarias y socias de la asociación de jubilados Lagun Artean, fueron las encargadas de leer el pregón de inicio de las fiestas de San Pedros 2013.

tremayoresY Doroles y Carmen, abuelas como otras muchas, contaban en la Cadena Ser, como los abuelos y abuelas siguen siendo un apoyo importantísimo en la vida familiar, hasta el punto de que llegan a hacerse cargo de contratar cuidadoras para sus nietos y nietas pagándolo de su bolsillo para así ella poder irse de vacaciones (oír desde el min 13:30 en adelante).

Y, aunque nos pilla lejos no vamos a dejar de poner en valor cosas como la que ha hecho Manuela Hernández que a sus 100 años se ha sacado el graduado en primaria en un ejemplo claro de superación y de aprendizaje a lo largo de la vida.

Pero la tecnología la padecemos todas las personas y nos beneficiamos de ella todas las personas. Sino que se lo digan al colectivo de médicos que gracias a la innovación y el desarrollo de productos procedentes de los procesos de I+D+I, esos que tanto se recortan una y otra vez, van a poder utilizar mini ordenadores comestibles que estudian la salud de los pacientes. O al dato que recientemente conocíamos de que España lidera el mercado de videojuegos para la rehabilitación neurológica.

Aunque no está nunca de más recordar que para la salud lo mejor es cuidarse. El Instituto de Obesidad nos recordaba esta semana que más de 1.500 millones de personas adultas tiene sobrepeso y que para evitarlo nos aconsejaba una serie de recomendaciones fáciles y sencillas. Quizás por todos sabidas y quizás también por todos olvidadas. Y si no que se lo digan a las personas de Basauri a las que les van a arreglar lo que en todas las ciudades y pueblos. Me refiero a la «ruta del colesterol«.

Y ojito, ojito de no pasarse con el sintrón que un reciente estudio de la universidad Autónoma de Madrid concluye que “una tensión alta puede reducir la mortalidad” en las personas mayores.

Ahora bien, para peso peso, el que está tomando el volumen de pensionistas en nuestra sociedad. Gracias a las mejoras sociales y políticas que hemos experimentado a lo largo del siglo XX hemos logrado una esperanza de vida y en buena salud que hasta ahora nunca habíamos disfrutado. Pero también quizás ese éxito termine matándonos por la inoperancia de nuestros administradores políticos a la hora de prever y atajar las consecuencias del fenómeno. Porque el envejecimiento no es un problema, es un fenómeno. El problema es la inoperancia política de adelantarse a las necesidades que este fenómeno nos hace experimentar como sociedad.

Ya sabemos, y de ello hemos hablado cuando con anterioridad nos referíamos al porqué del informe del comité de sabios sobre pensiones, pero semana tras semana la prensa se empeña en recordarnos que hay pocos cotizantes para tantos jubilados. Esto, a nivel del Estado pero también a nivel de Euskadi, donde el total de pensionistas aumenta el 1,8% en junio.

Aunque algunos otros expertos, no sé si a ellos mismos les gustaría que se lesperchas denominara sabios –yo creo que no-, dudan no ya de la interpretación que en el informe de Comité se hace de los datos, sino que dudan de los propios datos. Pero bueno, estas voces no tendrán los mismos ecos. Yo ya le ponía en un grupo de verdaderos expertos a Josep Torrent, que lleva 68 años cotizando a la Seguridad Social, más que nadie en el país.

Quizás, pero solo quizás, en la Cumbre europea de este fin de semana los mandamases europeos se tomen con tanto empeño como lo hicieron para salvar la banca, el rescate sociodemográfico y sociolaboral que imperiosamente precisa la sociedad europea.

¡Oigan¡ y si pueden háganlo con los mismos criterios que a la banca, sin molestarnos y enfadarnos, que al fin y al cabo nosotros somos los que luego votamos en las elecciones de Europa, de los Estados, de las regiones y hasta de nuestros pueblos.

Y ya vamos a ir terminando con el tema estrella de esta semana en Euskadi y posiblemente de la que viene también. El copago farmacéutico que ya llega el próximo lunes a Euskadi.

gafasLo primero que voy a decir al respecto es lo mismo que decía el pasado lunes en la tertulia de mayores que se emite en Onda Vasca y a la que tiene a bien invitarme. Decía que “no maten al mensajero, o lo que es lo mismo, el personal de las farmacias de Euskadi no tiene culpa de que se implante el copago, así que no les riñan y mucho menos les peguen”.

Para ir calentando el ambiente, sutilmente, y a sabiendas que solo en Euskadi no se ha implantado de momento el copago farmacéutico, el Ministerio de Sanidad español nos recordaba que Euskadi  es la única comunidad autónoma cuyo gasto farmacéutico ha aumentado en mayo con respecto al mismo mes del pasado año, con un crecimiento del 2,02%. ¿Qué quiere decir eso? ¿Que consumimos por consumir? ¿Que ya verás tu cuando tengas que pagar “algo” por los medicamentos como controlas más lo que compras?

Bueno, pues ya lo veremos porque seguramente nos darán las cifras en su momento.

Pero lo bueno de luchar día a día por más independencia, por más autonomía en la toma de decisiones, es que el listón de hasta donde apretar el cinturón lo marca, de una u otra medida desde la propia sociedad vasca. Aunque sea sacando el dinero de debajo de otras piedras. Porque la discusión entre Fuero o huevo la tenemos clara.

 Y por ello, el consejero de Salud del Gobierno Vasco, ha ordenado estudiar ya las medidas para paliar el copago farmacéutico, lo que a priori significa que en Euskadi se compensará el copago a 419.472 pensionistas con bajos ingresos, los perciben una renta de 18.000 euros anuales o menos.

Esto es trabajar en dos pilares fundamentales del envejecimiento activo: por un lado la salud puesto que no se deja a nadie sin medicamentos si le son necesarios; y por otra parte la seguridad porque toda persona mayor con ingresos bajos tiene la seguridad de poder acceder a dichos medicamentos sin exclusión por razones económicas.

De la misma manera que esta semana hemos de felicitarnos la sociedad vasca en su conjunto y el mundo sanitario en particular, porque Osakidetza lima el tiempo para operarse y rebaja la espera a menos de 50 días, frente a los 76 del Estado español. Una nueva muesca en el haber de la capacidad decisoria que supone la independencia que nos da tanto el Estatuto de autonomía de Gernika como la capacidad económica del concierto. ¡Como para ponerlos en cuestión!

fotografosComo politólogo no voy a terminar sin comentar un titular que he leído esta semana y que dice así “El Imserso se establecerá como entidad de referencia nacional de evaluación de los servicios sociales”.

Ante el mismo dos reflexiones. La primera es clara; bienvenida la evaluación de las políticas públicas al sistema político español y al vasco también. Más y casi me atrevería a decir que de forma obligatoria debiera de hacerse. Y en segundo lugar claro está que el juez no puede ser parte, o al menos no debería de serlo aunque a eso nos tengan acostumbrados. El Imserso no es neutral en la evaluación de políticas públicas de servicios sociales puesto que es parte del propio sistema.  La evaluación ha de hacerse por agentes externos, independientes e imparciales. No dudo de la capacidad del Imserso, lo que digo es que mal termina lo que mal comienza.

Por esta semana nada más en prensa.

Pasen una buena semana.

Y las personas que marchen de vacaciones descansen, disfruten no se olviden de leerme en vacaciones.

Esta entrada ha sido publicada en Actualidad, O-pinión, Sin categoría y etiquetada como , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta